Normal View Two Column View Social View US / DE
Health & Care

EPOC y el reto de detectarlo a tiempo

La EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) es una enfermedad pulmonar grave que, con el tiempo, hace que resulte difícil respirar. Puede que también haya oído que a la EPOC se la llama con otros nombres, como enfisema o bronquitis crónica. En las personas que tienen EPOC, las vías respiratorias (los tubos que llevan el aire hacia adentro y afuera de los pulmones) están parcialmente bloqueadas, lo que dificulta la entrada y salida de aire. También puede que los alvéolos de los pulmones pierdan su elasticidad y su forma.

Si la EPOC es grave, la falta de aire y otros síntomas pueden interferir, incluso con las actividades más básicas, tales como:

  • hacer tareas domésticas livianas
  • caminar
  • bañarse y vestirse

Miles de mexicanos conviven con esta enfermedad que poco a poco les roba el aire y las ganas de vivir. El culpable: el tabaco, en más del 80% de los casos. Las barreras: la falta de conciencia de la población de los signos de alarma.

¿De qué manera la EPOC afecta la respiración?

Las "vías respiratorias" son tubos que llevan el aire hacia adentro y afuera de los pulmones, a través de la nariz y la boca. Las vías respiratorias y los alvéolos de los pulmones son elásticos cuando están sanos; es decir, vuelven a su forma original después de haberse estirado o de haberse llenado de aire, tal como lo hace una banda elástica nueva o un globo. Esta calidad elástica ayuda a mantener la estructura normal del pulmón y ayuda a mover rápidamente el aire hacia adentro y hacia afuera.

En las personas con EPOC, los alvéolos ya no recuperan su forma original. Las vías respiratorias también pueden inflamarse o engrosarse más de lo normal, y la producción de mucosidad puede aumentar. Las vías respiratorias, ahora flojas, quedan bloqueadas u obstruidas. Lo anterior hace aún más difícil que el aire pueda salir de los pulmones.

Además de esa necesidad de detección precoz de la enfermedad, también es importante la necesidad de poner las herramientas terapéuticas más avanzadas, tecnológicas en muchos casos, no sólo farmacológicas, para dotar al paciente de calidad de vida; hay que poder hacer salir a los pacientes, que la oxigenoterapia sea móvil y que se les faciliten los equipos necesarios para su tratamiento domiciliario. Al mismo tiempo, ellos tienen que exigir tener la oportunidad de que la enfermedad no sea su lastre, sino que gracias a los avances tengan la oportunidad de disfrutar de la vida y no se encierren en sus casas

Los síntomas de la EPOC incluyen:

  • Toser constantemente, lo que se conoce también como "tos del fumador"
  • Falta de aire al hacer actividades que solía poder hacer
  • Producción excesiva de esputo (catarro)
  • Sentir que no puede respirar
  • No poder inspirar profundamente
  • Silbidos

La EPOC se desarrolla lentamente y puede empeorar con el tiempo; por lo tanto, informe a su médico sobre cualquier síntoma que pueda tener, lo antes posible.

Si deseas conocer más sobre el tema, acércate a Psyma, hemos generado información que puede ser interesante para ti.

 

 

 

Imagen: Designed by Kjpargeter / Freepik