Normal View Two Column View Social View US / DE
Consumo & Retail

¡Relaciónate!

Toda serie de actividades que buscan establecer las relaciones a largo plazo con las y los usuarios, corresponden a un conjunto de estrategias englobadas en el Marketing Relacional.  Esta herramienta es importante porque potencializa el desarrollo de ventajas competitivas en una empresa.

La retención de la clientela resulta ser uno de los factores más críticos para lograr el éxito de una empresa. Investigaciones demuestran que un incremento del 5 por ciento en los esfuerzos por retener a la clientela, resulta en un incremento del 25-95 por ciento en los ingresos de la compañía.

Dicho lo anterior nos va quedando claro que para lograr el éxito en tu negocio es necesario tener clientela y retenerla y para tenerla y retenerla es necesario gustarles todo el tiempo, al menos en algún sentido. El marketing relacional busca tener un sistema que gestione las relaciones con las y los clientes para poder atraerlos/as, o bien, retenerlos/as, recuperarlos/as y fidelizarlos/as.

Este último paso es relevante, porque se sabe que las personas usuarias, al sentirse más cercanas a la marca, tenderán a pensar en ella y la tendrán en cuenta a la hora de sus compras.

La fidelización se logra observando y analizando antes que nada, cuáles son las necesidades de las y los usuarios, para después pensar, como empresa, qué podrían hacer para crear acciones que contribuyan a su satisfacción. De ahí que muchas veces permiten que las y los consumidores  modifiquen sus productos o servicios según sus preferencias con la finalidad de lograr el empoderamiento del cliente. Cuántas veces no has escuchado la frase: ¡Porque tú lo pediste, regresan las rebajas…”! o bien; diferentes empresas de distintos giros elaboran programas de fidelización ofreciendo recompensas con puntos por seguir realizando compras a sus servicios y/o productos. Como por ejemplo bancos, tiendas de ropa etc.

Otra acción que no hay que dejar de lado, es el estar en contacto con las opiniones de la clientela, tanto para generar un vínculo y también para mejorar el servicio. Las relaciones asertivas empiezan escuchando lo que las personas quieren. Por ejemplo diferentes marcas envían frecuentes correos electrónicos a sus clientes, manteniéndolos informados de ofertas y lanzamientos de productos. También comparten el contenido de los clientes en sus canales sociales.

Por último se debe lograr buscar que las y los seguidores se conviertan en “socios/as” de la empresa para que sugieran, promuevan y recomienden sus servicios.

En Psyma contamos con modelos de investigación que brindan indicadores y aprendizajes, que contribuyen a identificar claramente cuáles son los lazos flojos y aquellos que deben estrechar las marcas. Revisa nuestras soluciones aquí: psyma.com/es/temas/